Bustos mea tranquilo

Parece que Léon Gross fuma puros. Luego dice que coge la bici. Bustos y Jabois, no sé. El gallego tiene más pinta. Y fumar mata. Yo siempre digo que hay vicios mejores. Aunque te matan igual. No decirlo, hacerlo. Fumar. Como el periodismo. También hay oficios mejores que enganchan igual. Digo yo… porque no fumo. Pero conozco el amor. Que tiene mucha literatura y también mata. Lo bueno es que de vez en cuando puedes rematar. Donde quieras siempre que no te pillen en fuera de juego. En casa, matar el día es llegar y ponerte el pijama. Rematar, que te lo quiten. Eso es un buen vicio ―el primero, que no desgasta―. Genera placer y alarga la vida. Si consigues que te alarguen las zapatillas, solo queda por abrir vino y libro. Buenos, a poder ser. Y una vez desenchufado ―y de nuevo pijama colocado―, a desconectar. Fuera las tecnologías. Que los robots no ganen la batalla, que dicen que en cincuenta años veremos normal lo de follar con ellos. Un clarísimo campo atrás. La confusión nominal puede ser más frecuente. ¿Cuál era su nombre? ―léase robotizado―. ¡Otro vicio que la tecnología nos quiere quitar! En el periodismo ya follan ellos. Escriben, quería decir. Que no es hacer periodismo. Porque dice Bustos que para hablar de humanos hay que ser humano y hablar desde lo humano. Es decir, con los robots se follará, pero no se hará el amor. Sea como fuere, es un desahogo que muchos agradecen y ejercen. A los columnistas se los follan en Twitter. Hasta Raúl del Pozo dice estar preocupado. Al menos, me quedo tranquilo de que Bustos mee tranquilo. Que llegar y mear es otro buen vicio. Él dice que las consignas haters ahora están en Twitter, y el baño, impoluto. Así, digo yo, que también se follará mejor. Sin distracciones. Que dice Jabois que nunca ha acabado nada. Ya nos contará…